Esculturas por Emiliano Lujan, Ex Combatiente de La Guerra del Chaco

Condor una de las esculturas de Emiliano Lujan
Emiliano Luján Sandóval
Ex combatiente de la Guerra del Chaco, destacado escultor y caricaturista. La vida de este insigne
boliviano está llena de prominentes logros; diseñó trascendentales obras escultóricas con profundo
sentido conmemorativo, siendo inmortalizadas por sus hábiles manos las efigies de memorables
personajes nacionales y de renombre mundial en bronce y mármol. En homenaje al Centenario del
Natalicio del máximo exponente del arte escultórico del país, la Dirección de Patrimonio Cultural de la Oficialía Mayor de Culturas presenta este trabajo elaborado por la Unidad de Patrimonio Inmaterial e Investigación Cultural, destinado al conocimiento y valoración de sus obras.



Breve biografía
Nació en Cochabamba el 20 de julio de 1910. En 1930 realizó estudios en la Academia de Bellas Artes de su tierra natal, en la cual aprendió a modelar esculturas y dibujar caricaturas. Cuando el presidente Hernando Siles visitó los ambientes
de la academia, Luján le hizo una caricatura en corto tiempo. Siles quedó admirado por la destreza del joven artista y le otorgó una beca para estudiar en La Paz, en la Academia de Bellas Artes de esta ciudad. La beca ofrecida quedó frustrada por el cambio de gobierno; pero por cuenta propia, continuó estudios en la academia de La Paz en los años 1931 y 1932.
A causa del conflicto bélico acaecido entre las repúblicas de Bolivia y Paraguay, abandonó sus estudios y regresó a Cochabamba para enlistarse en el ejército y ser partícipe de la defensa de territorio nacional en la Guerra del Chaco. Permaneció en el conflicto armado desde el inicio hasta su conclusión (1932-1935), destinado por el alto mando militar a la localidad de Villamontes, en la cual, dada su formación artística, se le ordenó realizar “identikits” de soldados caídos en combate, cuyos cuerpos sin vida fueron abandonados por las difíciles distancias que debían atravesar los soldados entre los puestos de avanzada y las bases de retaguardia. También
hizo retratos de los soldados heridos o enfermos que llegaban al Centro de Operaciones. En 1933 realizó su primera exposición artística, con 29 caricaturas de personajes
sobresalientes del ejército, en los salones del bar Gambrinus de Villamontes, cuyas ganancias fueron destinadas a los soldados de guarnición hospitalizados.
Finalizada la guerra, prosiguió en el ejército nacional, siendo becado para realizar estudios de Topografía en Argentina. A la culminación de éstos, sirvió como docente en el Instituto
Geográfico Militar hasta su jubilación. Dentro de sus funciones, conformó las comisiones de límites territoriales de Bolivia con las repúblicas de Paraguay, Argentina y Brasil.




Durante su vida, supo conjugar el servicio militar y su labor artística, destacándose en el campo escultórico. Como militar, alcanzó la categoría de Coronel de Armas con grado póstumo
de Teniente General. Como artista realizó varias esculturas de diferente clasificación, composición y categoría para diversos departamentos de Bolivia: en Tarija, el monumento al Soldado Desconocido en 1942 y la imagen escultórica del Corazón de Jesús en 1953; misma representación que realizó
con diferentes efigies en Potosí en 1954 y Santa Cruz en 1961 (más conocida como el Cristo de Santa Cruz); en Cochabamba, el monumento a la Reforma Agraria en 1975 y; en Sucre, el
monumento a Juana Azurduy de Padilla el mismo año (obra concluida por el escultor Víctor Hugo Barrenechea, al fallecimiento de Emiliano Luján). 

También realizó diversas esculturas estatuarias y ornamentales en bronce, piedra,
mármol y madera, con diferentes temas en mediano y gran formato, que se encuentran en los museos municipales de La Paz y Cochabamba, en el museo del Vaticano y en colecciones privadas.
En el departamento de La Paz, esculpió los monumentos a José Ballivián, ubicado en la plaza homónima de la ciudad de Viacha en 1962, y a Túpac Katari, ubicado en la plaza homónima de Ayo Ayo en 1970. En la ciudad de La Paz, fue autor de los monumentos a Eduardo Avaroa en 1952,
Germán Busch en 1968 y al Soldado Desconocido en 1972; asimismo, realizó la estatua a Baden
Powell en 1965; el conjunto escultórico en memoria a Alejandro von Humboldt en 1967. Entre las obras que apreciamos en nuestra ciudad, también se encuentran la imagen de la Virgen India (1954), ubicada en una iglesia de la zona Villa Victoria; las estatuas en memoria a Gualberto Villarroel (1963), a los Cadetes Bolivianos (1974) y numerosos bustos en bronce de próceres bolivianos, ubicados en el Patio de Honor del Colegio Militar.
Entre los años de 1949 al 1975 presentó más de 30 exposiciones colectivas e individuales, tanto
de caricaturas como de esculturas, en diferentes ciudades de Bolivia (La Paz, Cochabamba, Oruro
y Potosí), así como en Italia, Brasil y Argentina.
Escultura del Cristo Redentor
A lo largo de su trayectoria artística logró varios premios y condecoraciones. En Cochabamba,
obtuvo medalla de plata en la Academia de Bellas Artes en 1932; el primer premio de caricatura y
segundo premio de escultura en el salón municipal de arte en 1932 y 1939; primer premio de escultura en el salón municipal 14 de Septiembre en 1970 y 1975. En La Paz, fue galardonado con los
primeros premios en la exposición nacional de caricaturas en 1936; en el concurso municipal de
maquetas en 1947; en escultura en el salón anual Pedro Domingo Murillo en los años de 1954, 1956,
1965 y 1967; también en escultura en el Salón Nacional de Artes Plásticas del Ministerio de Educación y Bellas Artes en 1957 y 1960, del cual también obtuvo el segundo premio en 1961.
Recibió las medallas de oro del Rotary Club de Villamontes en 1942, del Ministerio de Defensa de La Paz y de la familia Avaroa en 1952. Fue condecorado por la República de Bolivia con su máxima distinción, la medalla del Cóndor de los Andes, con el grado de Caballero en 1952.


Asimismo, le fueron conferidas las medallas de honor de la fundación Eloy Alfaro de Ecuador en 1961 y Alejandro von Humboldt de Alemania en 1970. Falleció en la ciudad de La Paz el 22 de
diciembre de 1975.

Créditos: Gobierno Autónomo de La Paz - Bolivia



0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada